Archivo de la etiqueta: SCJN

Políticas de drogas, por un debate con perspectiva académica

Por Ana Luisa Guerrero

México, DF. 19 de enero de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El amparo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó a cuatro personas para sembrar, poseer, transportar y consumir mariguana con fines recreativos y lúdicos, abrió el debate en torno a la pertinencia de que en México se legisle en la materia. Frente a este escenario, resulta imprescindible abrir los foros a las investigaciones que realiza la academia mexicana.

banner politica drogas CIDE01

Múltiples instituciones desarrollan estudios desde diversas áreas del conocimiento. El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), a través de su Programa de Política de Drogas (PPD), se ha abocado en describir cómo ha sido la implementación de las actuales políticas de drogas en nuestro país, así como sus efectos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) 2011, en el país se observó una tendencia de crecimiento poco significativo en el consumo de drogas ilícitas, al pasar de 1.6 por ciento a 1.8 por ciento en la población total de 12 a 65 años, en relación a la encuesta anterior de 2008.

Los datos muestran que la mariguana es la droga de mayor prevalencia con 80 por ciento del consumo total, seguida de la cocaína que contabiliza un usuario por cada 2.4 de mariguana. Los resultados revelan que un millón 200 mil personas habían consumido una droga ilícita en los 12 meses anteriores a la encuesta.

tabla consumo drogas 2011 mexicoENA

Tendencias del consumo de drogas en población total de 12 a 17 años. Fuente: Encuestas Nacionales de Adicciones 2002, 2008 y 2011. **Cocaína también incluye crack.

Catalina Pérez Correa González, profesora e investigadora de la División de Estudios Jurídicos del CIDE e integrante del PPD, aborda temas como la procuración de justicia, el funcionamiento del sistema de justicia penal y la política de drogas en México y América Latina.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt señala que, en el inminente debate público, es fundamental que las decisiones asumidas por las instituciones correspondientes ponderen las evidencias e información generadas sobre la actual estrategia antinarcóticos en términos de análisis jurídicos, médicos, de salud pública y mental; en materia de derechos humanos e incluso respecto a los costos sociales y económicos que este fenómeno tiene para las instituciones del Estado.

Maestra y doctora en Derecho por la Escuela de Derecho de la Universidad de Stanford, en California, ha realizado desde su área de estudio las investigaciones El Estado frente al consumo y los consumidores de drogas ilícitas en México y (Des)proporcionalidad y delitos contra la salud en México”, al tiempo de coordinar el libro Justicia desmedida: Proporcionalidad y delitos de drogas en América Latina, realizado por el Colectivo de Estudios, Drogas y Derecho (CEDD) que integran investigadores de Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Brasil, Uruguay, Perú y México, así como de Holanda y Estados Unidos.

Consumo y consumidores

En el estudio El Estado frente al consumo y los consumidores de drogas ilícitas en México, los investigadores del CIDE —centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)— se enfocaron en contextualizar la situación prevaleciente y, a decir de la investigadora, se enfrentaron a que son escasas las fuentes de información para medir el consumo, las cuales provienen de hospitales o sistemas de salud a donde llegan los casos más graves, midiéndose así el consumo más problemático que termina en accidentes o con la intervención de la autoridad.

catalina perez correa01Pérez Correa refiere que el único instrumento que existe es la Encuesta Nacional de Adicciones —con indicadores más recientes de 2011— cuyo enfoque es el consumo como adicción, dejando de lado que no todos los consumos son adicciones.

“Hay consumos que no son problemáticos, consumos frecuentes y ocasionales, los cuales pueden ser problemáticos tanto con sustancias ilegales como legales. Hay personas que pueden tomar alcohol u otras sustancias y tener accidentes o comportamientos destructivos, aunque solo sea una vez cada dos años; o puede haber quienes tomen una o dos copas de vino diarias y no tener conductas problemáticas o problemas de salud”, señala.

Según la investigadora, desde la forma en que se mide el consumo de sustancias ilícitas se observan prejuicios que impiden que se cuente con información puntual, y que además se reflejan en las leyes que regulan el consumo y las conductas vinculadas con ello.

En específico, asevera que cuando estudiaron los códigos penales locales identificaron que a los consumidores se les trata como enfermos que requieren tratamiento forzoso, lo que implica el uso de recursos del sistema de salud pública hacia personas que probablemente no tengan problemas de adicciones.

Bajo esa visión también los hace ver como delincuentes que deben estar encarcelados. La investigación lo documenta con datos proporcionados por la Procuraduría General de la República (PGR), que refieren que de 2009 a mayo de 2013 se detuvo a 140 mil 860 personas a nivel nacional por consumo de drogas, y el inicio de 53 mil 769 averiguaciones previas por consumo en el sistema penal federal en ese mismo periodo.

Desde 2014 el consumo dejó de ser tipificado penalmente como delito, pero la posesión se mantuvo. La Ley General de Salud (LGS) permite la portación de cinco gramos de mariguana, equivalente a dos cigarrillos, aproximadamente, y de medio gramo de cocaína.

El Código Penal Federal establece que si la dosis para consumo está dentro de los rangos previstos en la LGS no se procede penalmente, no se lleva un juicio y no se aplica una sanción. Pero si la posesión está por encima de las dosis de consumo permitidas y en el momento de detectarse no hay indicios de una intención de venta o suministro, incluso gratuito, solo se le procesa por el delito de posesión. Cuando se trata del caso de la posesión con fines de venta o comercio, se procesa conforme a la legislación.

De acuerdo con Pérez Correa, sin importar cualquiera de las tres circunstancias, a las personas que poseen drogas o estupefacientes son detenidas y llevadas a agencias del Ministerio Público donde se les abre una averiguación previa. El ejercicio o no de la acción penal se determina posteriormente, cuando ya se les detuvo con visos de criminalizar a los consumidores.

El trabajo de investigación plantea que las dosis permitidas por la LGS son ambiguas porque no son acorde con la práctica de los consumidores, pues generalmente quienes hacen uso de la mariguana se abastecen con cantidades superiores a las permitidas, lo que significa que en caso de ser detenidos se les procesa como narcomenudeo, aunque no hubiera la intención de comercializar o suministrar.

La profesora del CIDE sede Región Centro refiere que en el caso de la cocaína la dosis permitida no se comercializa porque en el mercado se vende por “grapa”, equivalente a un gramo, el doble de lo que admite la ley.

“Cualquier consumidor que compre la dosis mínima, si lo llegan a detener ya está en el supuesto de narcomenudeo, lo van a procesar como narcomenudista y aplicarle las sanciones que van de diez meses hasta tres años de cárcel”, dice.

Proporcionalidad penal

El principio de proporcionalidad establece que debe haber una relación entre el costo y el beneficio que se obtiene de aplicar una legislación.

Catalina Pérez Correa es integrante del Colectivo de Estudios, Drogas y Derecho que recientemente ha publicado el estudio Justicia desmedida: Proporcionalidad y delitos de drogas en América Latina que aborda la regulación de la posesión y la criminalización de los consumidores.

Para mayor información contactar al correo catalina.perezcorrea@cide.edu o visitar www.ppd.cide.edu y www.drogasyderecho.org.

La proporcionalidad penal, un concepto distinto, establece que las conductas que se penalizan a través de las leyes deben tener una relación con otras conductas y también ante sí mismas; por ejemplo, una infracción de tránsito no puede ser más penada que un homicidio.

La investigación (Des)proporcionalidad y delitos contra la salud en México tuvo como objetivo estudiar qué tanto se respeta el principio de proporcionalidad en la aplicación de las leyes en materia de drogas; se evaluó si el incremento en la penalidad contribuyó a disminuir el consumo y la violencia, se analizó cómo funciona el mercado negro, al tiempo que se evaluaron los costos a las finanzas públicas por tener a una persona encarcelada por delitos de drogas y cuáles son los costos generados a nivel social.

“Comparamos cómo se penan las conductas de acuerdo con el Código Penal Federal y encontramos que, en términos de la ley, pareciera que son más graves algunas conductas de delitos de drogas. Por ejemplo, el transporte de estupefacientes lleva aparejada una pena promedio mayor que la violación de un menor”, detalla.

Este estudio presenta cifras del sistema de procuración de justicia federal en las que se observa un incremento en los casos de procesos penales por delitos menores en materia de drogas hacia consumidores, en su mayoría jóvenes. Cita que en 2010, 74 por ciento de las detenciones que reportó la PGR fue por delitos contra la salud, y que en ese año 41.9 por ciento de las detenciones fueron en materia de venta de drogas al menudeo.

Catalina Pérez Correa explica que los datos que recabaron muestran una inflación de las penas hacia las conductas de drogas “que han repercutido en un sistema penal bastante irracional, como el que sea más grave transportar drogas que violar sexualmente a un menor”.

Esta desproporcionalidad, refiere el documento, se refleja en que la pena máxima establecida para violación entre adultos es once años menor que la pena máxima establecida para los delitos de comercio, producción, suministro, tráfico y transporte de estupefacientes.

La investigadora considera que debe replantearse la forma en que se castigan socialmente estos delitos, a través de un debate público ante la posible legalización del consumo de mariguana.

image icon01Descargar imágenes.

pdf iconVer texto en pdf.

Fuente de imagen y noticia: Agencia Informativa Conacythttp://conacytprensa.mx/index.php/centros-conacyt/4923-politicas-de-drogas-por-un-debate-con-perspectiva-academica-nota

Anuncios

¿Entonces? ¿Qué sigue? ¿Qué hacemos?

El jueves pasado, un día después del histórico fallo de la Suprema Corte en el que concedió un amparo a 4 personas para producir, consumir y transportar mariguana con fines lúdicos, me preguntó Fly Fermín “Entonces? qué sigue??? qué hacemos???” después de resaltar que una lluvia de amparos en cadena podría afectar negativamente ya que podría haber fallos en sentido opuesto que perjudiquen la causa y el camino del necesario cambio en la política de drogas hacia una liberación y regulación integral de la cannabis.

Creo que su pregunta iba dirigida en particular a qué sigue para que las personas usuarias de esta planta puedan hacer un uso libre y recreativo en el corto plazo, y para eso vale la pena ver los seis pasos para que puedas producir, consumir y transportar mariguana legalmente que Ximena del Cerro publicó en Vice la semana pasada.

Sin embargo creo que lo que sigue va mucho más allá. Sigue lo que sigue, o como dicen lxs compas del sureste, falta lo que falta.

Sigue que detengamos esta dolorosa y absurda guerra que no queremos, no pedimos y que legitiman en nuestro nombre;

Sigue que aparezcan las personas desaparecidas para que una por una regresen a casa con quienes tienen que estar;

Sigue que dejen de morir asesinadas con violencia más de 50 personas al día, que dejen de ser detenidas entre 50 y 60 personas cada día por posesión de mariguana y por su consumo aún cuando el consumo no está tipificado como delito, que diario cientos de personas puedan quedarse en sus hogares y no ser desplazadas por la violencia, que dejen de gastar millones del presupuesto público en su estrategia de seguridad y se invierta en educación, salud, transporte y tantos otros rubros más que necesarios, demasiado dolor nos ha costado ya esta guerra;

Sigue la justicia, empezando por una amnistía y una disculpa merecida y necesaria a todas las personas que se encuentran en la cárcel sin ningún debido proceso por usar una planta, cargarla, portarla, llevarla encima pues, y por todos los delitos contra la salud que no dañaron a nadie hasta que se enfrentaron al corrupto y disfuncional sistema penal. Por otro lado, falta la justicia a los responsables de esta guerra, a los presidentes, secretarios de Estado y al ejército y a todos los funcionarios públicos que han masacrado a tanta gente, que han saqueado territorios como si les pertenecieran, que se han beneficiado en perjucio del país;

Sigue que nos reconozcamos como una sociedad madura y profundamente sabia, compuesta por una maravillosa diversidad en la que todas y todos cabemos así como somos, sin necesidad de muros ni prohibiciones, es decir, ubicándonos como unos habitantes más de esta tierra que tanto nos da y que compartimos con otros animales, plantas y varios etcéteras que son valiosos en si mismos y por sus usos medicinales y recreativos que a unxs asustan y a otrxs generan curiosidad;

Sigue que participemos de un debate que lleva muchos años abierto y creciendo exponencialmente;

Sigue darle nuestro sentido y nuestra lectura al necesario paso que dio la SCJN para reconocer que es una victoria muy nuestra, de ese amplio nosotroas que incluye a quienes fumando y dialogando han logrado romper un tabú haciendo que sus familias y comunidades no tengan que abrirse a un nuevo discurso o a una política pública, sino a aceptar a un hijo, a una hermana, a un primo, a una abuela que usa plantas medicinales (y sagradas) con fines muy variados. También integran esta lucha los pueblos y naciones originarias que desde hace tanto están en resistencia; quienes en 1940 lograron que la mariguana fuera legal; las bandas de de rock y reggae que impulsaron la liberación y aceptación de esta planta; quienes han difundido desde hace décadas esta cultura desde la redacción del primer Manifiesto pacheco de México en 1985 hasta la publicación e intento de censura de la Revista Cáñamo-México, quienes desde distintas trincheras buscan que se acaben las guerras en este país y en el resto de América Latina y el mundo, de las cuales la Guerra contra las drogas es una que legitima la violencia y genera falsos enemigos contra los cuales lucha con millones de dólares invertidos en armas y ejércitos;

Entonces ¿qué hacemos?

Lo que haga falta para que lo que sigue sea lo que guíe nuestros pasos, para que las luchas de hoy nos permitan el acceso a nuestros derechos negados el día de mañana, para que el derecho al libre desarrollo de la personalidad, a la identidad personal, a la propia imagen y a la libre autodeterminación, en relación con el principio de dignidad humana, sean una realidad en un futuro próximo al igual que el resto de los derechos que necesitamos.

Sigamos organizándonos, dialogando en semilleros, construyendo un frente común por el alto a las guerras.

Sumemos iniciativas como las que ya están en las calles, pueblos y universidades de las que forma parte una Caravana que el próximo año recorrerá Honduras, El Salvador, Guatemala y México para llegar a la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas que se realizará del 19 al 21 de abril en Nueva York con la voz de pueblos y naciones de estos y varios otros países para mostrar las consecuencias de esta Guerra contra las flores que en realidad es contra las personas, para impulsar la discusión de alternativas que miren hacia otros horizontes posibles y deseables y para exigir un alto a la Guerra y caminar hacia la Paz que queremos.

Por Andrés HS – @hirsoler

Dedicado a quienes reivindican con su práctica cotidiana, con su disposición a romper el tabú en sus familias y comunidades, con sus manifestaciones públicas, con sus palabras en escuelas, en casas, en calles y en redes sociales, este cambio que ya dio el primer paso y que no se conformarán con poder fumar agusto hasta que alcancemos la dignidad y respeto que toda persona merece.

Gracias Marco C. por tus palabras

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Seis pasos para que puedas producir, consumir y transportar mariguana legalmente Por @ximenadcl de @ViceMexico

por Ximena Del Cerro

El 4 de noviembre del 2015 pasará a la historia de México como el día en que cuatro mexicanos salieron de un juicio que, aunque tienen que esperar lo que tarda la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en dictar la sentencia del juicio —y lo que tarda en publicarse la resolución en la página de la Suprema Corte— les permitirá consumir mariguana nomás por diversión, sin tener que tener glaucoma.

El único detalle es que el proyecto de sentencia que sacó la Suprema Corte de Justicia sólo aplica para cuatro personas específicas y somos muchos los que no queremos que nos entamben por tener una plantita de mariguana y fumárnosla. Le pedimos a Edgar Atilano, abogado especialista en materia constitucional, que le quitara todos los términos legales incomprensibles a la resolución para entender cómo podemos hacer el resto de los mexicanos para fumar yerba legalmente. Como respuesta, nos armó seis pasos que explican cómo hacerle para hacer respetar tu derecho de libre desarrollo de la personalidad, o en otras palabras, que fumes en paz.

1. Presenta una solicitud para obtener un permiso de “Uso permitido de substancias estupefacientes, así como su clasificación, para consumo”. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) no tiene un formato establecido para esto, pero admiten escritos libres.

2. La COFEPRIS tiene máximo tres meses para responder a la solicitud. Y ya que lo que pides no está permitido, la COFEPRIS te va a negar la solicitud de permiso. Pero ése es sólo el principio.

3. Después tienes que elaborar un amparo indirecto. Dentro de los requisitos de éste, según la ley de amparo, necesitas acreditar un acto de aplicación; esto no es nada más que la negativa que te dio la COFEPRIS.

4. Te vas a los juzgados de distrito en materia administrativa (que si vives en el DF,están en la delegación Alvaro Obregón, sobre periférico). Por ley ellos tienen 30 días hábiles para resolverte. Haces referencia a la resolución del amparo 237/2015 —el caso de Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) de este 4 de noviembre— que se resolvió en la primera sala de la Suprema Corte de Justicia.

5. Es probable que te nieguen el amparo, pero tienes que continuar. Entonces tienes diez días para volver al mismo juzgado de distrito y en la ventanilla de “Oficialía de partes”, con un escrito que diga por qué la sentencia en tu contra te causa un agravio (se llama recurso de revisión, y la ley de amparo aclara todos los requisitos que éste tiene que llevar) y te van a asignar un tribunal que llevará tu caso.

6. Si fundamentaste correctamente por qué la negativa del permiso de la COFEPRIS violenta tu derecho del libre desarrollo de la personalidad, se esperaría que el tribunal te resuelva y te dé el amparo.

Una vez que se resuelvan cinco casos —que después de la resolución de SMART, solo faltarían cuatro— que estén peleando el mismo amparo, se crea una jurisprudencia, lo que significa que cualquiera que presente un amparo sobre la producción, el consumo recreativo y la transportación de mariguana con los mismos criterios que los anteriores, se podrá saltar los pasos 5 y 6 y meses o años de proceso.

Al dejar este vacío legal de que cualquiera se va a ir a amparar y podrá consumir siempre que cumpla todas las condiciones que la jurisprudencia siga imponiendo, se da pie a que el tema de la prohibición se tenga que discutir otra vez en la Cámara de Diputados y en la de senadores para que se reforme la ley.

Esto podría tardar años, a menos que por alguna razón los legisladores se pongan más pilas para discutir la reforma. Incluso ayer la secretaria de Salud del Gobierno Federal,Mercedes Juan López, dijo en el Décimo Séptimo Congreso Internacional en Adicciones: Evidencias para el Desarrollo de Nuevas Políticas Públicas que “Tocará al Poder Legislativo actuar en función de los cambios a la Ley General de Salud”.

Siga a Ximena en twitter: @ximenadcl

Fuente original de nota e imagen: http://www.vice.com/es_mx/read/los-6-pasos-para-que-t-tambin-puedas-producir-consumir-y-transportar-mariguana-de-forma-legal

Foto: Jesús Trigo

Abrir el debate sobre la mariguana, o participar de él

Escrito por Amaya Ordorika.

El pasado miércoles 4 noviembre la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió en un fallo histórico que la prohibición absoluta del cannabis es excesiva, reconociendo los derechos correlativos al consumo de cannabis de las 4 personas que interpusieron el amparo, es decir “la siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte, empleo, uso y, en general, todo acto relacionado con el consumo lúdico y personal de marihuana […], excluyendo expresamente los actos de comercio”. Cuatro de los 5 ministros votaron a favor del proyecto del Ministro Zaldívar que declara la inconstitucionalidad de los artículos 235, último párrafo, 237, 245, fracción I, 247, último párrafo, y 248, de la Ley General de Salud, exclusivamente a lo que se refiere al cannabis.

Poco después del anuncio de la resolución de la Corte, Enrique Peña Nieto declaró que su gobierno respeta el fallo, no obstante, insistió que tiene “alcances relativos, no absolutos” y que no implica la eliminación de las políticas que el gobierno de la República ha mantenido frente a esta planta y quienes se relacionan con ella. Sin embargo, Peña Nieto reconoció que este hecho abre un debate amplio que puede eventualmente desembocar en la regulación del cannabis.

Pero el debate nacional sobre política de drogas y, en particular, sobre la prohibición del cannabis, lleva muchos años abierto y creciendo. Sociedad civil, academia y legisladores han participado activamente en la generación de espacios para la discusión, así como en la aportación de insumos y posturas que alimenten la reflexión.

Por enlistar algunos espacios clave en los que se ha manifestado este debate: la marcha por la legalización de la mariguana se ha realizado anualmente por quince años consecutivos; la Escuela Nacional de Antropología e Historia hospeda el Congreso Historia y Práctica de las Drogas desde el 2011; la Universidad Nacional Autónoma de México realizó el Foro Internacional sobre Políticas de Regulación del Consumo de Drogas en abril de 2012; la Caravana por la Paz del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que se llevó a cabo entre agosto y septiembre de 2012, llevaba como uno de sus cinco ejes el debate sobre la reforma de la política de drogas; en septiembre de 2013 se realizó el Foro Tricameral “De la prohibición a la regulación”  en la Cámara de Diputados, en el Senado de la República y en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; el Senado de la República hospedó el Seminario sobre Cannabis Medicinal en septiembre de 2014; en junio de 2015 se llevó a cabo el Foro Internacional sobre Política de Drogas y Derechos Humanos; en agosto del mismo año se presentó la publicación “El impacto de las políticas de drogas en los derechos humanos: la experiencia del continente americano” y en los últimos años se han presentado múltiples iniciativas de reforma a la política de drogas. Y como estos, ha habido muchos esfuerzos más por garantizar espacios para el debate en materia de política de drogas en los últimos años.

Hablar de abrir el debate hoy es ignorar la información, las reflexiones y los argumentos ya vertidos sobre este tema a nivel nacional. Todos estos espacios han sido aprovechados por expertos y expertas en las muchas aristas que rodean el tema de la prohibición de las drogas para compartir opiniones concretas que abonan al debate, han puesto importantes insumos sobre la mesa, abierto preguntas clave y hecho intentos formales por responderlas. Pierde sentido manifestarse en abstracto sobre la necesidad de un debate abierto cuando éste tiene años sucediendo.

En este contexto la resolución de la SCJN no abre el debate, sino que es una aportación muy concreta y clara sobre el tema por parte del poder judicial que manifiesta la postura de la y los ministros de la Primera Sala: es excesiva la prohibición absoluta del cannabis y son inconstitucionales los artículos que la sostienen.

Ahora toca al poder ejecutivo participar de la creación de espacios e insumos para la reflexión en materia de política de drogas, es decir, generar las condiciones necesarias para que este debate pueda seguir creciendo, incluyendo la aportación de información. Cabe mencionar que el único instrumento que mide el consumo de drogas en el país, la Encuesta Nacional de Adicciones, no se ha realizado desde el 2011 y ha sido fuertemente criticada por deficiencias conceptuales y metodológicas. Asimismo, debe prestar atención a la pluralidad de pronunciamientos, como el manifestado en la resolución tomada en la Primera Sala de la SCJN el martes pasado.

Una de las condiciones que se deben garantizar para este debate es la apertura a la diversidad de voces y posturas que lo componen. En este contexto, principalmente debido a las declaraciones del presidente Peña Nieto, sería una contradicción y un claro acto de censura que no se conceda el certificado de licitud de título y contenido a la publicación “Cáñamo La Revista de la cultura del cannabis”.

Sumado a esto, es fundamental considerar que en algún momento próximo, el poder ejecutivo tendrá que posicionarse dentro de este debate. A nivel internacional el Estado mexicano ha llevado desde el 2012 una postura sobre la política de drogas, una postura que mantiene lejos del debate nacional. No obstante, ese posicionamiento, que a nivel internacional aparece a la vanguardia, comienza a debilitarse por la falta de coherencia con las políticas y programas implementados a nivel nacional.

Pronunciarse por la apertura del debate, como estrategia para evitar posicionarse, queda ya muy corto.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

¿Qué se discutirá hoy en la #SCJN sobre el autoconsumo de marihuana? #MarihuanaSi #GuerraNo #4Nov

¿Qué se discutirá hoy en la SCJN sobre el autoconsumo de marihuana?

La Primera Sala de la SCJN discutirá y en su caso aprobará y/o modificará la propuesta elaborada por el Ministro Arturo Zaldívar, para resolver el amparo en revisión 237/2014.

La demanda de amparo fue promovida por la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), en la que proponen la declaración de inconstitucionalidad de varios artículos de la Ley General de Salud, al considerarlos parte de una “política prohibicionista” que vulnera distintos derechos fundamentales.

¿Qué argumentos se utilizan en el proyecto de sentencia?

  • El Proyecto de la Primera Sala de la SCJN, considera que el principal derecho vulnerado con el actual estatus legal del uso de marihuana, es el derecho al libre desarrollo de la personalidad, así como también a la identidad personal, a la propia imagen y a la libre autodeterminación, todos en relación con el principio de dignidad humana.
  • La prohibición del consumo de marihuana por la mera autodegradación moral que implica, no persigue un propósito legítimo ni una medida idónea para proteger el derecho a la salud y al orden público, considerando que:
  1. el consumo de marihuana no influye en el aumento de la criminalidad, pues aunque en ciertos casos el consumo se asocia a conductas antijurídicas, éstas pueden explicarse por otros factores como lo es el contexto social de la persona usuaria, o al propio sistema punitivo de la droga, no al efecto producido por la substancia,
  1. el consumo de marihuana sólo es perjudicial para la salud en casos muy específicos, por lo que las medidas de restricción deben acotarse hacia aspectos como la edad y el lugar donde se puede realizar dicho consumo.
  • Se excluyen del presente proyecto los actos de comercio, tales como la distribución, enajenación y transferencia de la misma.
  • El proyecto concluye que dichos artículos de la Ley General de Salud son inconstitucionales para los quejosos, al vulnerar el libre ejercicio de varios derechos humanos y al no representar una medida idónea para proteger el bien jurídico a la salud y al orden público.

¿Qué efectos tendría si la SCJN concediera el amparo?

Sería declarada la inconstitucionalidad de los artículos 235, último párrafo, 237, 245, fracción I, 247, último párrafo, y 248, todos de la Ley General de Salud, exclusivamente a lo que se refiere a la cannabis (sativa, índica y americana, su resina, preparados y semillas) y el psicotrópico “THC” y sus variantes estereoquímicas, únicamente para las personas que presentaron el amparo.

Esto permitiría que se otorgara autorización por parte de la Secretaría de Salud (mediante la COFEPRIS), para consumir marihuana regularmente y de forma personal, lo que incluye siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte en cualquier forma, empleo, uso consumo y, en general, todo acto relacionado con el consumo lúdico y personal de la marihuana.

¿Cómo impactaría en el marco regulatorio de la marihuana y en la vida de las personas usuarias?

Es importante aclarar que el presente amparo sólo beneficiaria directamente a las personas que promovieron este recurso, es decir, no es una declaratoria general de inconstitucionalidad de dichos artículos.

 

Sin embargo, la resolución representaría un precedente sobre una medida alternativa a la prohibición absoluta del consumo lúdico y recreativo de marihuana, lo que podría beneficiar a una esfera más amplia de personas y no sólo a los quejosos. Un criterio emitido por la SCJN al resolver un amparo, tiene un impacto en todas las resoluciones emitidas en el sistema judicial. Por lo que cualquier persona que en otro juicio argumente tener el mismo interés que SMART, tendría posibilidad de conseguir el mismo beneficio.

 

Sin embargo, es importante aclarar que en esta resolución, la Corte NO se pronunciará respecto a la constitucionalidad de la criminalización (a las leyes punitivas) del consumo de marihuana previsto en el Código Penal Federal, pues en el presente amparo no fueron impugnadas.

Se conceda o no el amparo, el presente proyecto es una propuesta argumentativa sobre los derechos fundamentales que se limitan a los usuarios de la cannabis en el marco legal mexicano, un paso necesario para superar la prohibición absoluta de esta planta.

Escrito por Melissa Zamora

fuente de la imagen: http://lamariaguanaca.org/wp-content/uploads/2013/08/marijuana.jpg

Cada día nos cuesta demasiado. Algunas cifras para que la SCJN no aplace más la discusión sobre #autocultivo y consumo de #Marihuana

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

¡Firma y súmate al llamado al Ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, el Ministro JoséRamón Cossío Díaz, el Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo y la Ministra Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas para que voten a favor del proyecto del Ministro Zaldívar Lelo de Larrea el 4 de noviembre del presente año!

https://www.change.org/p/ministro-alfredo-guti%C3%A9rrez-ortiz-mena-ministro-jos%C3%A9ram%C3%B3n-coss%C3%ADo-d%C3%ADaz-ministro-jorge-mario-pardo-rebolledo-ministra-olga-mar%C3%ADa-del-carmen-s%C3%A1nchez-cordero-de-garc%C3%ADa-villegas-llamemos-a-ministros-de-la-scjn-a-votar-a-favor-de-terminar-la-prohibici%C3%B3n?recruiter=21492194&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink

Últimas 24 horas para firmar instando a la #SCJN para que vote a favor de la inconstitucionalidad de las leyes que sostienen la prohibición del cannabis

Si no has firmado, te pedimos que lo hagas, y si ya lo hiciste te pedimos que difundas con alguno de los siguientes tweets y la imagen que aquí aparece, junto con el #MariguanaSi y la página: https://tinyurl.com/marihuanasi

  • Firma para que en 24 horas la #SCJN vote a favor de terminar la prohibición del cannabis https://tinyurl.com/marihuanasi #MarihuanaSi

O en facebook

En el mundo las leyes y políticas en materia de consumo de cannabis están cambiando, cada día más países abandonan la guerra contra ésta planta e implementan políticas alternativas al prohibicionismo. En México la guerra contra las drogas nos deja cada día altos costos humanos, incluyendo personas muertas, desaparecidas, desplazadas, torturadas y encarceladas. Es momento de que México también comience a dar pasos en una nueva dirección.

Firma para que la y los ministros declaren inconstitucionales los artículos que sostienen la prohibición de la mariguana https://tinyurl.com/marihuanasi #MariguanaSi

12204916_10206825722633673_1100187787_n (2)

¡Llamemos a ministros de la @SCJN a votar a favor de terminar la prohibición del cannabis!

Firma (y difunde) para sumarte al llamado a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que voten a favor de la inconstitucionalidad de las leyes que sostienen la prohibición del cannabis

¡Llamamos a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que voten a favor de la inconstitucionalidad de las leyes que sostienen la prohibición del cannabis!

El 28 de octubre de 2015, estaba programado que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación discutiera y resolviera el amparo presentado por la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerable A.C. (SMART). No obstante, los ministros decidieron posponer la discusión para el 4 de noviembre.

En la demanda de amparo SMART propone la declaración de inconstitucionalidad de los artículos 235, último párrafo, 237, 245, fracción I, 247, último párrafo, y 248 de la Ley General de Salud, al considerar que los mismos establecen una “política prohibicionista” que representa una limitación para ejercer el autoconsumo de cannabis y los derechos correlativos a esta práctica: siembra, preparación y posesión, excluyendo cualquier acto de comercio. De esta manera hoy se infringen distintos derechos fundamentales.

El amparo sostiene que la Ley General de Salud vulnera los derechos a la dignidad humana, identidad personal, derechos de la personalidad, propia imagen, libre desarrollo de la personalidad, a la autodeterminación individual, libertad personal y corporal, así como el derecho a disponer de la salud propia. Asimismo, que se transgrede la obligación de que cualquier restricción a los derechos humanos persiga un bien imperativo, sea instrumental para conseguir los fines deseados y que sea proporcional. Finalmente, se vulneran los principios de libertad, dignidad y pluralismo y se transgreden los límites objetivos de la facultad del Estado de legislar en materia de salubridad general y de establecer delitos y faltas contra la federación.

El amparo fue turnado al Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien ha elaborado un proyecto de sentencia que favorece a SMART. El siguiente paso es que las y los ministros de la Primera Sala de SCJN voten a favor o en contra del proyecto presentado por el Ministro Zaldívar. 

Una decisión favorable generaría un cambio drástico en el debate público para centrarnos en la importancia de hacer valer los derechos humanos consagrados por la Constitución y en los tratados suscritos por México.

En el mundo las leyes y políticas en materia de consumo de cannabis están cambiando, cada día más países abandonan la guerra contra ésta planta e implementan políticas alternativas al prohibicionismo. En México la guerra contra las drogas nos deja cada día altos costos humanos, incluyendo personas muertas, desaparecidas, desplazadas, torturadas y encarceladas. Es momento de que México también comience a dar pasos en una nueva dirección.

¡Firma y súmate al llamado al Ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, el Ministro JoséRamón Cossío Díaz, el Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo y la Ministra Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas para que voten a favor del proyecto del Ministro Zaldívar Lelo de Larrea el 4 de noviembre del presente año!

Petición para
Ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena
Ministro JoséRamón Cossío Díaz
Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo
Ministra Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas

#MariguanaSi 7 días para que la Suprema Corte de un paso hacia el fin de la guerra contra las drogas

image

Ayer la 1ra sala de la Suprema Corté de Justicia de la Nación aplazó una semana la resolución sobre auto cultivo y consumo recreativo de cannabis en torno al amparo presentado por SMART.

Cada día que la guerra contra las drogas, la guerra contra el narcotráfico, la guerra contra nosotrxs, continúa seguimos pagando el costo con no con dinero si no con la vida.

Es importante que nos hagamos escuchar para que la SCJN y todo México y el mundo sepan que esta guerra no la queremos, no la pedimos y tenemos alternativas para relacionarnos con el universo de plantas y sustancias que actualmente se encuentra prohibido.image

¿Qué se discutirá hoy en la #SCJN sobre el autoconsumo de mariguana?

¿Qué discutirá hoy en la SCJN sobre el autoconsumo de marihuana?

La Primera Sala de la SCJN, discutirá y en su caso aprobará y/o modificará la propuesta elaborada por el Ministro Arturo Zaldívar, para dar contestación al amparo en revisión 237/2014.

La demanda de amparo fue promovida por la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), en la cual, proponen la declaración de inconstitucionalidad de varios artículos de la Ley General de Salud, al considerar que los mismos establecen una “política prohibicionista” que representa una limitación a distintos derechos fundamentales.

¿Qué argumentos se utilizan en el proyecto de sentencia?

El Proyecto de la Primera Sala de la SCJN, considera que el principal derecho vulnerado con el actual estatus legal del uso de marihuana es el derecho al libre desarrollo de la personalidad, así como a la identidad personal, propia imagen, libre autodeterminación, todos en relación con el principio de dignidad humana.

La prohibición del consumo de marihuana por la mera autodegradación moral que implica, no persigue un propósito legítimo ni una medida idónea para proteger la salud y el orden público.

El consumo de marihuana no influye en el aumento de la criminalidad, pues aunque en ciertos casos el consumo se asocia a conductas antijurídicas, éstas pueden explicarse por otros factores, como al contexto social del consumidor o al propio sistema punitivo la droga, no a la substancia.

El consumo de marihuana sólo es perjudicial para la salud en casos muy limitados, por lo que las medidas de restricción, deben estar acotadas a la edad para consumir y el lugar donde se puede realizar dicho consumo.

Se excluyen del presente proyecto, los actos de comercio, tales como la distribución, enajenación y transferencia de la misma.

¿Qué efectos tendría si la SCJN concediera el amparo?

Sería declarada la inconstitucionalidad los artículos 235, último párrafo, 237, 245, fracción I, 247, último párrafo, y 248, todos de la Ley General de Salud, exclusivamente a lo que se refiere a la cannabis” (sativa, índica y americana, su resina, preparados y semillas) y el psicotrópico “THC” y sus variantes estereoquímicas.

Esto, permitiría que se otorgaran autorizaciones por parte de la Secretaría de Salud para consumir marihuana regularmente, de forma personal, lo que incluye siembra, cultivo, cosecha, preparación acondicionamiento, posesión, transporte en cualquier forma, empleo, uso consumo y, en general, todo acto relacionado con el consumo lúdico y personal de la marihuana.

¿Cómo impactaría esto en el marco regulatorio de la marihuana y en la vida de las personas usuarias?

 

La resolución sería un precedente que podría constituir una medida alternativa a la prohibición absoluta del consumo lúdico y recreativo de marihuana, lo que podría beneficiar a una esfera más amplia de personas y no sólo a los que promovieron el amparo.

 

Sin embargo es importante aclarar, que en esta resolución la Corte NO se pronunciará respecto a la constitucionalidad de la criminalización (a las leyes punitivas) del consumo de marihuana previsto en el Código Penal Federal pues en el presente amparo no fue impugnadas.

Tal como se plantea en el proyecto de resolución, la declaración de inconstitucionalidad de los artículos, sólo constituye un elemento para alcanzar una alternativa a la prohibición absoluta del consumo de cannabis.

Se conceda o no el amparo, presente proyecto representa una propuesta argumentativa sobre los derechos fundamentales que se limitan a los usuarios de cannabis en el vigente marco legal mexicano.

Imagen: http://lamariaguanaca.org/wp-content/uploads/2013/08/marijuana.jpg

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.