Archivo de la etiqueta: #MotaLegal

Así se ve la #motalegal

Les invitamos a un recorrido por el dispensario de mariguana medicinal River Rock, en Denver, Colorado. Al entrar Norton, dueño de River Rock, nos explica el funcionamiento con uno de los pacientes que acuden a este centro medicinal.

Anuncios

Audiencias públicas para las alternativas de la regulación de la marihuana: “Regulación en relación con la seguridad pública”

Amaya Ordorika Imaz, integrante de ReverdeSer Colectivo, participó el día de hoy en la mesa “Regulación en relación con la seguridad pública”, en el marco de las Audiencias públicas para las alternativas de la regulación de la marihuana, a la que convocó la Mesa Directiva del Senado de la República.

Aquí pueden encontrar el video completo de la mesa:

 

Para el seguimiento en redes sociales busca #RegulacionResponsable

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Seis pasos para que puedas producir, consumir y transportar mariguana legalmente Por @ximenadcl de @ViceMexico

por Ximena Del Cerro

El 4 de noviembre del 2015 pasará a la historia de México como el día en que cuatro mexicanos salieron de un juicio que, aunque tienen que esperar lo que tarda la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en dictar la sentencia del juicio —y lo que tarda en publicarse la resolución en la página de la Suprema Corte— les permitirá consumir mariguana nomás por diversión, sin tener que tener glaucoma.

El único detalle es que el proyecto de sentencia que sacó la Suprema Corte de Justicia sólo aplica para cuatro personas específicas y somos muchos los que no queremos que nos entamben por tener una plantita de mariguana y fumárnosla. Le pedimos a Edgar Atilano, abogado especialista en materia constitucional, que le quitara todos los términos legales incomprensibles a la resolución para entender cómo podemos hacer el resto de los mexicanos para fumar yerba legalmente. Como respuesta, nos armó seis pasos que explican cómo hacerle para hacer respetar tu derecho de libre desarrollo de la personalidad, o en otras palabras, que fumes en paz.

1. Presenta una solicitud para obtener un permiso de “Uso permitido de substancias estupefacientes, así como su clasificación, para consumo”. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) no tiene un formato establecido para esto, pero admiten escritos libres.

2. La COFEPRIS tiene máximo tres meses para responder a la solicitud. Y ya que lo que pides no está permitido, la COFEPRIS te va a negar la solicitud de permiso. Pero ése es sólo el principio.

3. Después tienes que elaborar un amparo indirecto. Dentro de los requisitos de éste, según la ley de amparo, necesitas acreditar un acto de aplicación; esto no es nada más que la negativa que te dio la COFEPRIS.

4. Te vas a los juzgados de distrito en materia administrativa (que si vives en el DF,están en la delegación Alvaro Obregón, sobre periférico). Por ley ellos tienen 30 días hábiles para resolverte. Haces referencia a la resolución del amparo 237/2015 —el caso de Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) de este 4 de noviembre— que se resolvió en la primera sala de la Suprema Corte de Justicia.

5. Es probable que te nieguen el amparo, pero tienes que continuar. Entonces tienes diez días para volver al mismo juzgado de distrito y en la ventanilla de “Oficialía de partes”, con un escrito que diga por qué la sentencia en tu contra te causa un agravio (se llama recurso de revisión, y la ley de amparo aclara todos los requisitos que éste tiene que llevar) y te van a asignar un tribunal que llevará tu caso.

6. Si fundamentaste correctamente por qué la negativa del permiso de la COFEPRIS violenta tu derecho del libre desarrollo de la personalidad, se esperaría que el tribunal te resuelva y te dé el amparo.

Una vez que se resuelvan cinco casos —que después de la resolución de SMART, solo faltarían cuatro— que estén peleando el mismo amparo, se crea una jurisprudencia, lo que significa que cualquiera que presente un amparo sobre la producción, el consumo recreativo y la transportación de mariguana con los mismos criterios que los anteriores, se podrá saltar los pasos 5 y 6 y meses o años de proceso.

Al dejar este vacío legal de que cualquiera se va a ir a amparar y podrá consumir siempre que cumpla todas las condiciones que la jurisprudencia siga imponiendo, se da pie a que el tema de la prohibición se tenga que discutir otra vez en la Cámara de Diputados y en la de senadores para que se reforme la ley.

Esto podría tardar años, a menos que por alguna razón los legisladores se pongan más pilas para discutir la reforma. Incluso ayer la secretaria de Salud del Gobierno Federal,Mercedes Juan López, dijo en el Décimo Séptimo Congreso Internacional en Adicciones: Evidencias para el Desarrollo de Nuevas Políticas Públicas que “Tocará al Poder Legislativo actuar en función de los cambios a la Ley General de Salud”.

Siga a Ximena en twitter: @ximenadcl

Fuente original de nota e imagen: http://www.vice.com/es_mx/read/los-6-pasos-para-que-t-tambin-puedas-producir-consumir-y-transportar-mariguana-de-forma-legal

Foto: Jesús Trigo

Abrir el debate sobre la mariguana, o participar de él

Escrito por Amaya Ordorika.

El pasado miércoles 4 noviembre la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió en un fallo histórico que la prohibición absoluta del cannabis es excesiva, reconociendo los derechos correlativos al consumo de cannabis de las 4 personas que interpusieron el amparo, es decir “la siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte, empleo, uso y, en general, todo acto relacionado con el consumo lúdico y personal de marihuana […], excluyendo expresamente los actos de comercio”. Cuatro de los 5 ministros votaron a favor del proyecto del Ministro Zaldívar que declara la inconstitucionalidad de los artículos 235, último párrafo, 237, 245, fracción I, 247, último párrafo, y 248, de la Ley General de Salud, exclusivamente a lo que se refiere al cannabis.

Poco después del anuncio de la resolución de la Corte, Enrique Peña Nieto declaró que su gobierno respeta el fallo, no obstante, insistió que tiene “alcances relativos, no absolutos” y que no implica la eliminación de las políticas que el gobierno de la República ha mantenido frente a esta planta y quienes se relacionan con ella. Sin embargo, Peña Nieto reconoció que este hecho abre un debate amplio que puede eventualmente desembocar en la regulación del cannabis.

Pero el debate nacional sobre política de drogas y, en particular, sobre la prohibición del cannabis, lleva muchos años abierto y creciendo. Sociedad civil, academia y legisladores han participado activamente en la generación de espacios para la discusión, así como en la aportación de insumos y posturas que alimenten la reflexión.

Por enlistar algunos espacios clave en los que se ha manifestado este debate: la marcha por la legalización de la mariguana se ha realizado anualmente por quince años consecutivos; la Escuela Nacional de Antropología e Historia hospeda el Congreso Historia y Práctica de las Drogas desde el 2011; la Universidad Nacional Autónoma de México realizó el Foro Internacional sobre Políticas de Regulación del Consumo de Drogas en abril de 2012; la Caravana por la Paz del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que se llevó a cabo entre agosto y septiembre de 2012, llevaba como uno de sus cinco ejes el debate sobre la reforma de la política de drogas; en septiembre de 2013 se realizó el Foro Tricameral “De la prohibición a la regulación”  en la Cámara de Diputados, en el Senado de la República y en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; el Senado de la República hospedó el Seminario sobre Cannabis Medicinal en septiembre de 2014; en junio de 2015 se llevó a cabo el Foro Internacional sobre Política de Drogas y Derechos Humanos; en agosto del mismo año se presentó la publicación “El impacto de las políticas de drogas en los derechos humanos: la experiencia del continente americano” y en los últimos años se han presentado múltiples iniciativas de reforma a la política de drogas. Y como estos, ha habido muchos esfuerzos más por garantizar espacios para el debate en materia de política de drogas en los últimos años.

Hablar de abrir el debate hoy es ignorar la información, las reflexiones y los argumentos ya vertidos sobre este tema a nivel nacional. Todos estos espacios han sido aprovechados por expertos y expertas en las muchas aristas que rodean el tema de la prohibición de las drogas para compartir opiniones concretas que abonan al debate, han puesto importantes insumos sobre la mesa, abierto preguntas clave y hecho intentos formales por responderlas. Pierde sentido manifestarse en abstracto sobre la necesidad de un debate abierto cuando éste tiene años sucediendo.

En este contexto la resolución de la SCJN no abre el debate, sino que es una aportación muy concreta y clara sobre el tema por parte del poder judicial que manifiesta la postura de la y los ministros de la Primera Sala: es excesiva la prohibición absoluta del cannabis y son inconstitucionales los artículos que la sostienen.

Ahora toca al poder ejecutivo participar de la creación de espacios e insumos para la reflexión en materia de política de drogas, es decir, generar las condiciones necesarias para que este debate pueda seguir creciendo, incluyendo la aportación de información. Cabe mencionar que el único instrumento que mide el consumo de drogas en el país, la Encuesta Nacional de Adicciones, no se ha realizado desde el 2011 y ha sido fuertemente criticada por deficiencias conceptuales y metodológicas. Asimismo, debe prestar atención a la pluralidad de pronunciamientos, como el manifestado en la resolución tomada en la Primera Sala de la SCJN el martes pasado.

Una de las condiciones que se deben garantizar para este debate es la apertura a la diversidad de voces y posturas que lo componen. En este contexto, principalmente debido a las declaraciones del presidente Peña Nieto, sería una contradicción y un claro acto de censura que no se conceda el certificado de licitud de título y contenido a la publicación “Cáñamo La Revista de la cultura del cannabis”.

Sumado a esto, es fundamental considerar que en algún momento próximo, el poder ejecutivo tendrá que posicionarse dentro de este debate. A nivel internacional el Estado mexicano ha llevado desde el 2012 una postura sobre la política de drogas, una postura que mantiene lejos del debate nacional. No obstante, ese posicionamiento, que a nivel internacional aparece a la vanguardia, comienza a debilitarse por la falta de coherencia con las políticas y programas implementados a nivel nacional.

Pronunciarse por la apertura del debate, como estrategia para evitar posicionarse, queda ya muy corto.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Cada día nos cuesta demasiado. Algunas cifras para que la SCJN no aplace más la discusión sobre #autocultivo y consumo de #Marihuana

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

Embedded image permalink

¡Firma y súmate al llamado al Ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, el Ministro JoséRamón Cossío Díaz, el Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo y la Ministra Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas para que voten a favor del proyecto del Ministro Zaldívar Lelo de Larrea el 4 de noviembre del presente año!

https://www.change.org/p/ministro-alfredo-guti%C3%A9rrez-ortiz-mena-ministro-jos%C3%A9ram%C3%B3n-coss%C3%ADo-d%C3%ADaz-ministro-jorge-mario-pardo-rebolledo-ministra-olga-mar%C3%ADa-del-carmen-s%C3%A1nchez-cordero-de-garc%C3%ADa-villegas-llamemos-a-ministros-de-la-scjn-a-votar-a-favor-de-terminar-la-prohibici%C3%B3n?recruiter=21492194&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink

Últimas 24 horas para firmar instando a la #SCJN para que vote a favor de la inconstitucionalidad de las leyes que sostienen la prohibición del cannabis

Si no has firmado, te pedimos que lo hagas, y si ya lo hiciste te pedimos que difundas con alguno de los siguientes tweets y la imagen que aquí aparece, junto con el #MariguanaSi y la página: https://tinyurl.com/marihuanasi

  • Firma para que en 24 horas la #SCJN vote a favor de terminar la prohibición del cannabis https://tinyurl.com/marihuanasi #MarihuanaSi

O en facebook

En el mundo las leyes y políticas en materia de consumo de cannabis están cambiando, cada día más países abandonan la guerra contra ésta planta e implementan políticas alternativas al prohibicionismo. En México la guerra contra las drogas nos deja cada día altos costos humanos, incluyendo personas muertas, desaparecidas, desplazadas, torturadas y encarceladas. Es momento de que México también comience a dar pasos en una nueva dirección.

Firma para que la y los ministros declaren inconstitucionales los artículos que sostienen la prohibición de la mariguana https://tinyurl.com/marihuanasi #MariguanaSi

12204916_10206825722633673_1100187787_n (2)

#MariguanaSi 7 días para que la Suprema Corte de un paso hacia el fin de la guerra contra las drogas

image

Ayer la 1ra sala de la Suprema Corté de Justicia de la Nación aplazó una semana la resolución sobre auto cultivo y consumo recreativo de cannabis en torno al amparo presentado por SMART.

Cada día que la guerra contra las drogas, la guerra contra el narcotráfico, la guerra contra nosotrxs, continúa seguimos pagando el costo con no con dinero si no con la vida.

Es importante que nos hagamos escuchar para que la SCJN y todo México y el mundo sepan que esta guerra no la queremos, no la pedimos y tenemos alternativas para relacionarnos con el universo de plantas y sustancias que actualmente se encuentra prohibido.image

Juicio de amparo sobre cannabis en la Suprema Corte de Justicia de la Nación

El 31 de mayo de 2013 un grupo de ciudadanos solicitaron por escrito a la COFEPRIS la expedición de una autorización que les permitiera a ellos y a los asociados de una organización, de la que son representantes legales, el consumo personal y regular con fines meramente lúdicos o recreativos del estupefaciente cannabis sativa (índica y americana, su resina, preparados y semillas) y del psicotrópico THC (tetrahidrocannabinol, de varios isómeros y de sus variantes esteroquímicas), en conjunto conocidos como mariguana.

En este escrito los representantes también solicitaron una autorización para ejercer los derechos relativos al autoconsumo de marihuana, tales como la siembra, cultuvo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte, empleo, uso, y en general, todo acto relacionado con el consumo lúdico y personal de la marihuana por los peticionarios y asociados de la organización, excluyendo expresamente los actos de comercio, tales como distribución, enajenación y transferencia de la misma.

En este proyecto que el ministro Arturo Zaldivar propone a la Primera Sala, manifiesta que busca declarar inconstitucionales los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la Ley General de Salud, en las porciones que establecen una prohibición para que la Secretaría de Salud emita autorizaciones para la realización de los actos relacionados con el consumo personal con fines recreativos (sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer y transportar), en relación únicamente con la cannabis (sativa, índica y americana o mariguana, su resina, preparados y semillas) y el psicotrópico THC

Allí se especifica que “(…) Corresponde analizar si el “sistema de prohibiciones administrativas” impugnado es una medida legislativa necesaria para proteger la salud y el orden público o si, por el contrario, existen medidas alterativas igualmente idóneas que afecten en menor grado el derecho al libre desarrollo de la personalidad (…) es decir, poder realizar lícitamente todas las acciones necesarias para poder estar en posibilidad de llevar a cabo el autoconsumo de marihuana (siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión, transporte, etc.)”

Conoce el proyecto de resolución del Ministro Zaldívar que se discutirá este miércoles 28 en la SCJN: http://es.scribd.com/doc/286162789/AMPARO-EN-REVISION-237-2014

Imagen:

El uso medicinal de la mariguana: un via crucis legal en México

Por: Jorge E. Linares Salgado (@jelinares)

Hace unas semanas nos enteramos del caso de Graciela Elizalde, una niña de 8 años que sufre una enfermedad neurológica que le provoca intensas e incontenibles crisis epilépticas. Al haber probado ya sin éxito todos los fármacos convencionales para combatir los efectos de la enfermedad, su médico tratante sugirió el uso de un medicamento experimental a base delcannabidiol (CBD), una de las sustancias de la mariguana, pero que no contienetetrahidrocannabinol (THC), que es el compuesto que provoca los efectos psicoactivos. El problema al que ha tenido que enfrentarse la familia de Graciela es que la mariguana, siendo una planta prohibida por la Ley General de Salud en México, no puede ser importada más que con un permiso especial que tiene que conceder la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS). Cualquier médico que recete algún medicamente derivado de la mariguana estaría cometiendo un delito federal.

Una niña de Monterrey será la primera que consumirá legalmente marihuana en México. // Foto: AFP

Los padres de Graciela han tenido que librar por ello una batalla legal para conseguir el permiso, pues de lo contrario se arriesgarían a ser detenidos por narcotráfico si hubieran comprado el medicamento en Estados Unidos y lo hubieran introducido directamente. Se trata de una lucha para que Graciela sea la primera paciente en México que utilice de manera regulada un derivado de mariguana para fines medicinales. El 1 de septiembre pasado, un juez autorizó a los padres de Graciela la importación del medicamento mediante una solicitud de amparo. Sin embargo, el Consejo de Salubridad General impugnó la resolución bajo el argumento de que no existe “evidencia científica” que lo justifique. Asimismo, la PGR también interpuso recursos de revisión a la suspensión del juez para echar abajo dicho amparo. El abogado de la familia denunció que los funcionarios del Estado “están jugando un doble discurso: frente a los medios ofrecen apoyo, pero en tribunales están haciendo todo lo contrario.” (El Universal, 9 de septiembre). Como si lo que temiera la PGR es que se inicie un proceso para despenalizar los usos medicinales derivados de esta planta, y posteriormente se avance socialmente hacia la despenalización del consumo no medicinal.

Al parecer, la COFEPRIS autorizó en días pasados la importación de Estados Unidos del medicamento a base de cannabidiol. Según El Universal, Raúl Elizalde, el padre de la niña, se reunió con Mikel Arriola, presidente de la COFEPRIS, quien le comunicó que eso era posible apelando al artículo 132 del Reglamento de Insumos para la Salud, que establece la autorización de medicamentos que se encuentran en “fase experimental” y no tienen registro en México. Con ese recurso legal, sería factible también para muchas otras personas la importación y uso de medicamentos derivados de la mariguana. Pero quizá cada una de ellas tendrá que vivir el mismo via crucis legal.

El problema bioético de este caso no es si el medicamento será efectivo o no, o bien si conlleva riesgos para la salud de la niña, pues la evidencia empírica en otros casos similares de tratamientos en EE.UU. demuestra que sí es efectivo y sin efectos riesgosos; así que no había tal “falta de evidencia”. El absurdo de este caso, la concesión de un permiso extraordinario mediante un amparo judicial, deriva de la prohibición sobre toda una planta y para cualquier uso porque tiene otros usos “psicoactivos”; es decir, se basa en el prejuicio y el moralismo de doble cara del Estado mexicano, omiso en casi todo lo que debería regular y prohibir (comenzando por el narcotráfico en gran escala), pero que no permite que se empleen en fase experimental medicamentos derivados del cannabidiol. Las leyes mexicanas prohíben el uso de una planta por considerarla muy peligrosa, pero sin ninguna evidencia científica del daño real o no que sufren sus usuarios; se trata por tanto de una prohibición arbitraria que debería eliminarse, pues atenta contra las libertades básicas de los ciudadanos. Así es, poca evidencia científica se ha logrado acumular sobre los efectos del uso lúdico y/o medicinal de la mariguana, debido a que es una sustancia “prohibida”.

mariguana prohibida

No tiene sentido que la prohibición del comercio de sustancias psicoactivas impida el uso medicinal o no de los derivados naturales de plantas consideradas como “drogas peligrosas”. No es que la mariguana sea inocua (nadie lo ha sostenido con seriedad), pero tampoco se ha demostrado que fumarla habitualmente daña la salud (esto dependerá de las dosis diarias y de la respuesta neurofisiológica de cada persona); no obstante, los componentes de la mariguana en otras presentaciones han sido de utilidad desde hace mucho tiempo en el tratamiento de distintos padecimientos como el glaucoma, la artritis y la esclerosis. Así es que su uso medicinal es similar al de muchas otras plantas, como la sábila o la mejorana, y no se ha tenido que demostrar científicamente su eficacia para “despenalizarlas” o no prohibirlas. La única diferencia es que una parte de la mariguana tiene capacidad psicoactiva.

Ya es tiempo de que el Estado mexicano, específicamente el Congreso de la Unión, revise a fondo el tema de la fallida guerra contra las drogas y se tome en serio la posibilidad de permitir y regular adecuadamente el uso medicinal de, al menos, la planta de la mariguana (cannabis sativa), como primer paso para la plena despenalización del consumo y, por tanto, producción y comercio de drogas psicoactivas, en un marco regulado por una ley. Lo que debería suceder como resultado de una despenalización programada, es un modelo de control, registro, regulación y supervisión de la producción, venta y monitoreo de consumo. Sólo así es posible estudiar con detenimiento los efectos reales de esta planta y comprobar o no, de una vez, sus posibilidades medicinales, así como indagar pertinentemente sobre los efectos dañinos en el consumo habitual en dosis altas.

De este modo, es tiempo de que en México se debata abiertamente con madurez y objetividad sobre la despenalización de las drogas psicoactivas, comenzando con la mariguana. Aunque es la más consumida entre las drogas ilícitas, no tenemos un grave problema de adicción a la mariguana, según la Encuesta nacional de “adicciones” de CONADIC (que no es propiamente sobre adicciones, sino de promedios y tendencias de consumo general en la sociedad). Por lo demás, se ha repetido hasta el cansancio que el problema mayor de la prohibición legal de las drogas psicoactivas, con excepción del alcohol, es el mercado negro y el tráfico ilegal que promueven, así como la violencia desatada del crimen organizado en esta “guerra contra las drogas”, pero no el producto en sí mismo, que como en el caso de la mariguana, si se despenalizara, podría ser bien regulada en su producción y venta mediante un esquema de comercio legal, así como de supervisión y monitoreo de venta y consumo, con lotes identificables de cada producción, para rastrear los problemas que ocasione a los consumidores.

  • Jorge E. Linares Salgado, Programa Universitario de Bioética UNAM (@bioeticaunam)

Fuente: http://www.animalpolitico.com/blogueros-una-vida-examinada-reflexiones-bioeticas/2015/09/30/el-uso-medicinal-de-la-mariguana-un-via-crucis-legal-en-mexico/

Aprueban protocolo de actuación policial sobre ley de marihuana en Uruguay

La Policía golpeó la puerta de la casa de Marcos Berneda en Bella Unión el 25 de noviembre, allanó la vivienda, incautó sus plantas de marihuana y lo detuvo, a pesar de que Berneda estaba registrado en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca). Después de pasar varias horas en el calabozo, Berneda quedó en libertad por orden judicial. Algunas semanas más tarde, recuperó sus plantas. “El procedimiento estuvo bien hecho”, dijo en diciembre a El Observador el entonces director general de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, comisario inspector Manuel Sosa.

De todas maneras, la Policía no tenía hasta ahora un protocolo de actuación para este tipo de casos, lo que generaba un vacío legal que causaba incertidumbre en agentes y cultivadores. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, aprobó el 10 de agosto el “Protocolo de actuación policial sobre la ley de marihuana y sus derivados”.

El protocolo tiene como principal cometido “poner en conocimiento del personal policial la nueva normativa sobre cannabis aprobada por la Ley 19.172 del 20 de diciembre de 2013 y su Decreto reglamentario 120/014 del 6 de mayo de 2014”. En ese sentido, destaca los aspectos legales más importantes y además explicita lo que puede y lo que no puede hacer un agente al encontrar un plantío.

“El personal (policial) no podrá exigir el registro como usuario o cultivador”, asegura el protocolo al que accedió El Observador. Esta es una aclaración relevante, si se tiene en cuenta que la Policía detuvo a Berneda en Bella Unión porque no mostró el carné que acreditaba su registro en el Ircca. “En el marco de un procedimiento, el juez o la jueza podrá solicitar al Ircca la información necesaria del registro”, agrega el protocolo. “La sola existencia de plantas de cannabis no implican una actividad ilícita. A los efectos de las posibles denuncias, serán tenidas en consideración cuando refieran a la existencia de alguna forma de tráfico, venta, comercio, suministro u otros ilícitos para constituir delito”, expresa otro punto. Esta puntualización aclara un aspecto que, para algunos, seguía siendo ambiguo. Lo relevante, desde el punto de vista penal, no es la cantidad de plantas, sino el uso que hace el cultivador de su producto. Para que exista delito, debe constatarse “alguna forma de tráfico, venta, comercio, suministro u otros ilícitos”.

Tanto la ley como el decreto reglamentario establecen que si el cultivador o el club de cannabis tienen más plantas de las permitidas podrán recibir sanciones económicas o administrativas, pero si no cometen delito, no habrá sanción penal (ver apunte). El protocolo recuerda que “la ley 19.172 autoriza el cultivo y la cosecha domésticos de hasta seis plantas de cannabis con flor hembra” y que “los clubes podrán plantar hasta 99 plantas de flor hembra”. Luego destaca que “se encuentra autorizada la tenencia de mayor número de plantas sin flor o con flor macho”.

“El allanamiento a un hogar, la incautación y/o destrucción de plantas de cannabis sólo podrá realizarse por orden judicial. Cuando se establezca la incautación de plantas de cannabis, deberán ser manipuladas con la debida diligencia como bienes frágiles, disponiéndose lo incautado en lugares adecuados para su conservación”, expresa el protocolo. “De las actuaciones deberá labrarse acta en la que se consigne: la cantidad de plantas de cannabis sin flor o con flor macho, la cantidad de plantas de cannabis con flor hembra, la altura y el ancho aproximados de cada planta y la cantidad de cannabis cosechado en gramos, sin pesar recipiente donde se encuentre y nivel de secado de las flores hembras de cannabis incautado (bajo, medio, seco)”.

El protocolo también asegura que “las plantas de cannabis, marihuana cosechada, artefactos destinados al cultivo y consumo son propiedad privada y como tal están protegidos por la legislación vigente”, y que las denuncias “deben ser recibidas normalmente enterando al juez competente”.

Sanciones administrativas

Tanto la ley como el decreto reglamentario establecen que el Ircca puede sancionar a los cultivadores no registrados con “apercibimiento; multa desde 50 UR ($ 40.278) hasta 2.000 UR (US$ 64.000); decomiso de la mercadería o de los elementos utilizados para cometer la infracción; destrucción de la mercadería; suspensión del infractor en el registro correspondiente; inhabilitación temporal o permanente; clausura parcial o total, temporal o permanente, de los establecimientos y locales de los licenciatarios”.

Fuente: El Observador Uruguay- http://www.elobservador.com.uy/aprueban-protocolo-actuacion-policial-ley-marihuana-n670555